BLOG POSTs_fertirrigazione biologica

En la última década la fertiirrigación resultó ser una estrategia ganadora para la gestión y para el aumento de la fertilidad de los suelos en los que se cultivan los productos agrícolas. Generalmente la fertiirrigación se realiza con fertilizantes químicos, pero también se puede utilizar en agricultura biológica si se utiliza en sinergia con otras técnicas y con los productos adecuados.

Fertiirrigación: técnica innovadora y sinérgica

La fertiirrigación es una técnica innovadora que permite la distribución de fertilizantes durante el proceso de riego. Generalmente, para una mayor eficiencia del sistema, esta se utiliza con el micro riego o con el riego por goteo, riego localizado o subirrigación.

Para un uso racional de nuestro sistema es importante conocer los siguientes aspectos:

  • Fertilidad del suelo y sus características químicas;
  • Exigencias nutricionales del cultivo;
  • Necesidades hídricas.

Una vez analizados estos caracteres, es necesario prestar atención a la estructura del sistema para que no haya malfuncionamientos y en este articulo descubrimos cuales son las principales componentes del sistema –> La fertiirrigación, una ventaja del riego por goteo

¿Cuáles son las principales ventajas de la fertiirrigación?

  • Menor empleo de mano de obra para la distribución de fertilizantes;
  • Menor pisoteo del suelo;
  • Menor fraccionamiento de la fertilización y ausencia de dispersión de polvo en el aire;
  • Suministro uniforme de fertilizantes y ausencia de perdida de nutrientes;
  • Posibilidad de realizar fertilización en cada momento;
  • Menor impacto ambiental.

Las únicas “desventajas” de esta técnica son: la posibilidad de aplicación solo en los cultivos de regadío y la necesidad de utilizar un sistema de riego que sea más avanzado tecnológicamente. En el mercado están disponibles diferentes métodos para el suministro de abonos: gracias a la disolución de estos, y también a la inyección según las dosis requeridas en el punto donde más es necesario (raíces), se ha demostrado como en muchos cultivos, a pesar de ser diferentes como tomates, cebolla y también maíz, la fertiirrigación ha mejorado la calidad y la cantidad de las cosechas en comparación con una fertilización tradicional (incluso hasta un 30-40%).

En cualquier caso, hay que prestar atención a una posible contaminación derivada de una mala gestión del riego y de la fertiirrigación asociada que puede causar contaminación de las aguas. En el código de buenas practicas agrarias (CBPA) sugiere de hacer la fertilización justo antes de las necesidades efectivas con sistemas que aseguran una elevada eficiencia de distribución del agua.

La fertiirrigación es una técnica en continuo desarrollo y gracias a la voluntad de experimentar y mejorar las técnicas de cultivo y la integración de la producción respectando el medio ambiente, se intenta de alcanzar los objetivos de la unión europea de una reducción del 50% del uso de productos fitosanitarios y del 20% de los fertilizantes antes del 2030.

El suelo, un recurso esencial de la agricultura biológica

En la agricultura biológica el suelo se considera un recurso renovable y fértil así que debe conservarse y mejorarse para las generaciones futuras, siguiendo determinados criterios como rotación de cultivos, cubiertas vegetales o también el uso de material orgánico de explotaciones ecológicas presentes en el área circundante.

La fertiirrigación, como técnica de gestión de la nutrición de las plantas, pone la atención en las necesidades de los cultivos, pero todo depende del suelo. Esta técnica de hecho se utiliza en terrenos arenosos y pobres en sustancias orgánicas. La técnica tradicional que implica fertilizantes solubles sintéticos no puede introducirse en los sistemas biológicos vista la prohibición de utilizo, pero estos pueden ser reemplazados por fertilizantes orgánicos como, por ejemplo, vinaza, sangre de buey o hidrolizados de proteínas que liberan nitrógeno y otros elementos nutritivos a corto plazo.

Agricultura biológica y fertiirrigación: cómo sacar el resultado máximo

La agricultura biológica es reconocida como método agricola que explota la fertilidad natural del suelo limitando las intervenciones externas, fomentando la biodiversidad, los equilibrios ecológicos y el uso adecuado de energía y de recursos naturales.

Los que eligen la agricultura biológica están obligados a mantener los equilibrios ecológicos locales y de mejorar la fertilidad del suelo y también de garantizar la conservación de las aguas. Estos dos objetivos son alcanzables también gracias al utilizo de la fertiirrigación orgánica como tecnología.

El riego localizado, por su parte, garantiza un ahorro energético y de recursos – sobre todo de agua – hasta un 70% y nos ayuda junto con la fertiirrigación a aumentar la fertilidad del suelo adonde se coloca el cultivo.

Los elementos nutritivos nel riego localizado son en forma liquida y no en gránulos como originalmente, pero los principios de la fertilización siguen siendo los mismos, con algunas precauciones. La fertiirrigación debe realizarse en tierra húmeda y nunca seca, para evitar quemaduras de las raíces, además se aconseja de mojar la planta el día anterior solo con agua y después el día siguiente con fertilizante diluido. Los abonos a administrar en las horas frescas del día, son asimilados inmediatamente por las plantas y, si cuantitativamente correctos, no quedan en el suelo.

Si se utiliza fertilizante en polvo además es buenas practicas disolverlo en una pequeña cantidad de agua y después añadir la otra parte de agua; un consejo útil seria lo de utilizar agua tibia para facilitar el trabajo.

Riego localizado y fertiirrigación orgánica: una combinación ganadora

Siendo el agua un recurso cada vez menos disponible, su consumo debe ser proporcional y controlado. Mediante el riego por goteo, optimizando el utilizo de esto recurso y hacemos posible una supervisión meticulosa de la nutrición proporcionada en nuestro cultivo.

La fertiirrigación, combinada con el riego por goteo resulta beneficiar a los agricultores biológicos evitando que tengan problemas de rendimientos y fertilidad del suelo sobre el cual no tienen poder.

Un buen sistema de riego, como ya anticipado, junto con fertilizantes orgánicos aprobados para la cultivación biológica, permite de obtener el máximo de los resultados, evitando oclusión y varios problemas.

Valducci se compromete desde hace décadas en ofrecer a sus clientes las mejores herramientas de riego para mejorar la vida de los agricultores.

  • Encuentra aquí nuestra cinta de riego
  • Encuentra aquí nuestro TOOL para descubrir cuanta cinta de riego te serviría para tu sistema de riego. Solo tendrás que introducir alguna información.
Il tuo carrello
0