siccità

Técnicas de riego para combatir la sequía

En 2019 se constató un aumento de las condiciones de sequía en toda Europa con crecientes problemáticas en la gestión de los recursos hídricos. El riego por goteo nos permite optimizar el uso y, por lo tanto, reducir el impacto en los recursos hídricos y energéticos a disposición. En el artículo siguiente descubriremos cómo.

Los efectos del cambio climático en nuestra cosecha

Los cambios del clima junto con una falta de infraestructuras adecuadas influyen cada vez más en la disponibilidad de agua en nuestros territorios e implican una amplia difusión de la sequía, especialmente durante el verano. En Europa, según el informe del JRC European Drought Observatory (Edo) de 2019, diferentes regiones, desde nordeste hasta oeste se han encontrado en condiciones de sequía, en particular Lituania, Polonia central, República Checa, Alemania, Francia central y España central.

En España el año hidrológico 2018-2019 resulta ser el cuarto año más seco del siglo XXI, con embalses artificiales al mínimo. Quien sufre de la sequía en primer lugar es la agricultura. En 2017 de hecho, el 70% de las cosechas se ha perdido debido a la falta de lluvias y las medidas adoptadas para ahorrar agua todavía no son particularmente sentidas por la población. Las proyecciones climáticas, realizadas por medio de modelos específicos, muestran como en esta área, en futuro, se deben esperar un aumento de las temperaturas y una disminución de las precipitaciones. Periodos prolongados de tiempo en los que llueve poco o nada y el suelo se seca junto con ríos, aguas subterráneas y lagos, crean escasez de agua; el fenómeno de la sequía daña tanto el terreno hasta de crear grietas. Prolongada escasez de agua y una consiguiente aridez del terreno se deben principalmente a una falta de precipitaciones sino también a un uso incorrecto de los recursos hídricos a disposición o que se poseen.

La falta de recursos hídricos en fase inicial, además, conduce inevitablemente a una reducción de las necesidades de riego requeridas y necesariamente a una disminución del agua que podrá utilizarse en nuestros cultivos. ¿Cómo optimizar el uso de agua en sus cultivos?

Riego por goteo, la técnica de riego para combatir la sequía

Para poner remedio a la sequía y a otras problemáticas de disponibilidad de agua, se han diseñado un amplio abanico de tecnologías para las varias necesidades y para los distintos terrenos, con varios sistemas de riego entre ellos el “por goteo”, uno de los más utilizados por las empresas agrícolas.

El sistema de riego localizado es el más eficiente en comparación con otros métodos de riego, dado que permite un considerable ahorro de agua y de eventuales gastos de mano de obra empleada para las operaciones de riego. De hecho, el agua es suministrada con precisión y cerca de las raíces de las plantas.

Las ventajas se pueden delinear así:

  • Facilidad de instalación: no se requieren excavaciones o ulteriores trabajos para la instalación que implicarían más trabajo y gastos adicionales;
  • Eficiencia hídrica: uso de una cantidad limitada de agua, distribuida de manera eficiente en todo el cultivo;
  • Máximo rendimiento de los cultivos: una distribución localizada nos permite de obtener el máximo rendimiento de nuestras plantas;
  • Rentabilidad: utilizando de forma eficiente el agua a disposición y limitando los trabajos manuales, los costes de gestión se reducen notablemente;
  • Sostenibilidad medioambiental: la reducción del consumo, junto con la posibilidad de reciclar los materiales después del uso, se traducen en una elección sostenible para el medio ambiente.

Agua y riego por goteo ¿Optimización de todos los cultivos?

Los procesos de crecimiento varían de una planta a otra, de suelo a suelo y pueden ser elegidos varios tipos de riego; el riego por goteo nos permite de tener una amplia versatilidad y, sobre todo, nos permite de optimizar el uso de los recursos hídricos a nuestra disposición, reduciendo ineficiencias y derroches.

Dependiendo del tipo de suelo y de la disposición de nuestras plantas (descubre que tipo de CINTA DE RIEGO es requerida por tu cultivo), podemos elegir una distancia entre goteros y también un distinto caudal de la cinta. Muchos cultivos como el tomate, maíz e incluso el arroz se están convirtiendo al 100% al riego por goteo que se propone como la técnica más balanceada para la gestión de las variables en campo, además de satisfacer nutrición (fertiirrigación) y varias exigencias del cultivo.

Nuestros cultivos y el mercado agroalimentario representan el motor de la economía italiana – no por casualidad representan el sector primario – y por esta razón merecen el uso de las mejores herramientas que aumenten la productividad y disminuyen derroches, sobre todo en condiciones difíciles como las de sequía que pueden debilitar el sistema y crear desequilibrios.

En conclusión, en presencia de deficiencias hídricas y cambios climáticos que afectan de forma negativa nuestra cosecha, con un sistema de riego por goteo se puede obtener una reducción del consumo de agua de alrededor del 70%, reduciendo así derroches y evitando encharcamientos y varias dispersiones, aumentando además el resultado productivo del cultivo, eludiendo así las condiciones críticas.

La gama Valducci ofrece productos específicos para el riego por goteo

Il tuo carrello
0